Como deshacerte de mascarillas y otros elementos de protección.




Tal como llegan hay que eliminarlos de nuestras vidas, pero ¿Cómo se hace? ¿Dónde hay que tirar todo esto que nos ha traído el COVID-19 para no contaminar? Ahí van unas recomendaciones.

Seguro que a estas alturas de la pandemia has acumulado mascarillas usadas de toda la familia, incluso guantes de plástico o látex, y no tienes idea de que hacer con todo ello: ¿Lo quemamos? ¿Lo llevamos al punto limpio más próximo? No te preocupes, no es tan complicado, es muy sencillo.

Lo importante es tener en cuenta que todo este tipo de elementos de protección están fabricados con algún tipo de plástico o bien está en su composición, lo que hace que sean muy difíciles de eliminar del medio ambiente, llegando incluso a convertirse después de mucho tiempo en microplásticos que se incorporan a la cadena trófica, es como el final de ellos pero el principio de la contaminación de los animales marinos e incluso de nuestra propia alimentación, ya que llegan a nuestro plato a través de los alimentos.

Para evitar todo eso es necesario que el material se recicle conveniente y por ello hay que utilizar los contenedores de basura adecuados, los que tenemos al lado de casa, pero de la forma correcta.

Hay que decir que es importante que las mascarillas se tiren en dos partes, es decir que separemos las gomas que nos sirven para sujetarlas, cortándolas antes de tirarlas al contenedor, de manera que evitemos que lleguen enteras al medio natural, como el mar, por ejemplo, ya que se están dando casos de gaviotas con las gomas enrolladas en las patas o tortugas que las han ingerido enteras produciéndoles la muerte. Recuerda antes de tirar las mascarillas, corta las gomas y separalas del resto.

Así tenemos dos residuos que proceden de las mascarillas: la parte que nos cubre nariz y boca que debe tirarse en el contenedor del resto de residuos, no en el de residuos orgánicos ni en el de plásticos, y las gomas que hemos cortado que deben ir al de plásticos junto con los guantes desechables.

Recuerda que antes de tirar los residuos de protección frente al COVID-19, debes meterlos en una bolsa de plástico que los aísle del resto de residuos del contendor, evitando la posible difusión del virus. Y siempre en el contenedor de resto de basura, ni en el orgánico, ni en el de plásticos, excepto las gomas que habremos cortado previamente y colocado en otra bolsa aparte.

Es importante que mientras estos residuos permanezcan en casa, hasta que nos deshacemos de ellos, estén debidamente aislados en bolsas de plástico, así evitaremos posibles contagios o propagación del virus. Con unas mínimas normas y sentido común evitaremos contaminar el medio ambiente y se lo pondremos difícil al virus.